sábado, 13 de febrero de 2016

DÍA MUNDIAL DE LA RADIO 2016 - “LA RADIO EN TIEMPOS DE DESASTRE Y EMERGENCIA”

El tema del Día Mundial de la Radio 2016 es “La radio en tiempos de desastre y emergencia”, con el que se pretende celebrar la importancia de la radio en nuestras vidas, tanto en tiempos de paz como en tiempos de desastres y emergencias.
De las conversaciones con nuestros colegas de todo el mundo se desprende que 2016 será un año decisivo para la respuesta de emergencia y para educar a la comunidad en materia de reducción del riesgo de desastres. La mejor manera de hacerlo es por conducto del medio de comunicación de más fácil acceso y más utilizado que poseemos: la radio. Se trata de un medio económico que utiliza una tecnología relativamente sencilla y cuyo alcance le permite llegar tanto a los responsables de la formulación de políticas como a las comunidades remotas y los grupos marginados. Los medios de comunicación social son un componente importante, pero no pueden sustituir a los servicios radiofónicos fiables, oportunos e interactivos basados en la confianza comunitaria.
Desde los casos de conflictos provocados por el hombre que obligan a grandes masas de población a buscar asilo hasta las emergencias cada vez más frecuentes y graves relacionadas con el cambio climático, es importante que la UNESCO destaque la repercusión de la radio en las épocas de desastres y emergencias.
Hay CINCO temas principales que ayudarán a hacer realidad el Día Mundial de la Radio el 13 de febrero de 2016, y en fechas cercanas. Los temas son los siguientes:
  1. La libertad de expresión y la seguridad de los periodistas deben ser a prueba de desastres.
  2. La radio empodera a los supervivientes y a las poblaciones vulnerables, teniendo en cuenta su derecho a la privacidad.
  3. La radio tiene repercusión social y proporciona acceso a la información. Debe protegerse el derecho de las personas a la información.
  4. La radio salva vidas.
  5. La accesibilidad inmediata de las frecuencias radiofónicas resulta fundamental para salvar vidas. Dichas frecuencias deben protegerse en situaciones de emergencia.